Foto por Visit Bruges / Jan Darthet
Rozenhoedkaai

Rozenhoedkaai

Bienvenido al escenario fotográfico más popular de la ciudad, ya desde hace tiempo un punto álgido para hacer fotos dignas de Instagram. En su día se vendían rosarios en esta zona, y en la actualidad forma una de las vistas urbanas más hermosas. Por tanto, resulta el lugar ideal para hacerse ese selfie con tu pareja. Ya sea verano o invierno, mañana o tarde, haga sol o llueva, el romanticismo del Rozenhoedkaai está siempre presente. ¡Se te saldrán los ojos!
Más información
Minnewaterpark (Parque del Lago del amor)

Minnewaterpark (Parque del Lago del amor)

En el parque del Lago del amor la ciudad parece estar muy lejos. Este espléndido parque al sur del casco histórico se encuentra delimitado por las murallas verdes y por el elegante Lago del amor. A una corta distancia caminando encontrarás el silencioso Beaterio. O bien el lugar en el que los brujenses se relajan un ratito con los pies en la hierba. Cuenta con los íntimos espacios de jardín suficientes como para tener la adorable sensación de que el parque es para ti solo.
Más información
Bonifaciusbrug (Puente de San Bonifacio)

Bonifaciusbrug (Puente de San Bonifacio)

Puede que el fotogénico puente de San Bonifacio sea uno de los más recientes de Brujas, pero este resume perfectamente a la ciudad. Un ambiente misterioso, abundante romanticismo y fabulosas vistas que luchan por captar tu atención. ¿Mirar fijamente las callejuelas y las casas colgantes artesanas, o bien alzar la mirada para admirar la solemne Iglesia de Nuestra Señora o el contiguo Palacio de Gruuthuse? Un lugar mágico, a cualquier hora del día. Deberás verlo para creerlo. Fraternalmente al lado, además, encontrarás el Puente de Gruuthuse con la Casa Arents, pintada de blanco, el único puente de la ciudad con un edificio encima.
Más información
Gruuthuse binnenhof (Gruuthuse patio)

Gruuthuse binnenhof (Gruuthuse patio)

Este magnífico palacio urbano del siglo XV se erigió con el objetivo de imponer, y hace ya siglos que lo logra con estilo. A modo de contraste, el pabellón contemporáneo deja aún más en el punto de mira al Palacio de Gruuthuse. A la derecha emerge la Iglesia de Nuestra Señora, y a la izquierda uno de los canales más hermosos de Brujas. Así, tener claro a qué mirar primero se convierte en todo un desafío. Tómate tu tiempo y descubre los innumerables rincones sorprendentes de este extraordinario patio interior. ¡Te dejarán con la boca abierta!
Más información
Groenerei

Groenerei

Todos estos encantadores canales son, uno por uno, verdaderas joyas, pero el más hermoso es sin ninguna duda el Groenerei, uno de los lugares más seductores de Brujas. Pulcramente rodeado de un espléndido horizonte, provisto del verde suficiente como para poder relajarse al completo y un romántico puentecito por aquí y por allá. Por eso, date un paseo sin rumbo a lo largo del agua. Instálate en uno de los banquitos frente al agua y disfruta durante más tiempo.
Más información
Koningin Astridpark (parque de la Reina Astrid)

Koningin Astridpark (parque de la Reina Astrid)

Justo en el corazón de la ciudad, junto al Mercado de Pescado, la Plaza Burg y a la sombra de la Iglesia de Santa Magdalena, brilla este parque botánico. Y aunque el parque de la Reina Astrid se encuentra bendecido por numerosos árboles imponentes, este clásico aún cuenta con muchos más tesoros. Desde un estanque con una fuente sobre un colorido y romántico quiosco hasta un parque infantil de gran tamaño donde los pequeños brujenses pueden sobrepasar sus límites. Bancos y sillas en abundancia para poder disfrutar de toda esta belleza.
Más información
Huidenvettersplein (Plaza de los Curtidores)

Huidenvettersplein (Plaza de los Curtidores)

Cautiva entre el Mercado de Pescado y el Rozenhoedkaai se encuentra la plaza de los Curtidores, una de las plazas más pequeñas e íntimas de las que abundan en Brujas. Y a tiro de piedra de la Plaza Mayor y de la Plaza Burg. En la Edad Media era el lugar de trabajo de los curtidores y en la actualidad prevalece la buena vida. Haz un alto en una de las terrazas y abre bien los ojos. ¿Qué te apuestas a que descubres numerosos detalles medievales ocultos?
Más información
Jan van Eyckplein (Plaza Jan van Eyck)

Jan van Eyckplein (Plaza Jan van Eyck)

En la Edad Media era el Manhattan de la Brujas burgundia. Un puerto concurrido en el que se reunían comerciantes entusiastas de toda Europa y donde se podía escuchar cualquier idioma imaginable. Una maraña de cargadores y descargadores se desplazan en la Aduana y en la Rijkepijndershuis, ciudadanos brujenses y tratantes contemplan con aprobación desde la Lonja de los Burgueses. En la actualidad, esta plaza se encuentra solemnemente dominada por el pintor maestro de fama mundial Jan van Eyck, y desde aquí puedes poner rumbo hacia barrios populares más tranquilos y silenciosos.
Más información
Brugse Vesten (Antiguas Murallas de Brujas)

Brugse Vesten (Antiguas Murallas de Brujas)

Con sus 26 hectáreas de verde y más de 3000 árboles, las murallas forman un extenso y verde anillo urbano. Unas vistas protegidas de la ciudad y el lugar perfecto para pasear. En el carril bici protegido por las murallas de la ciudad podrás dibujar un bonito recorrido circular alrededor de Brujas mientras admiras sus tesoros. Pasarás por el Lago del amor, el puerto deportivo de Coupure, el Puente Conzett y cuatro puertas medievales de la ciudad. ¿Quizá te apetezca intercalar un descanso a los pies de los molinos? A pie o en bicicleta, de cualquiera de las dos formas tendrás frente a ti una extensa vista de 7 km.
Más información
Ver Un lugar donde reina el romanticismo en mapa