Foto por Julienne Schaer/NYC & Company, Inc.
Central Park

Central Park

Este icónico parque de 843 acres fue planeado para dar a los neoyorquinos un respiro del ajetreo y el bullicio de la gran ciudad, y los diseñadores hicieron un trabajo tan bueno que al relajarse en uno de los céspedes enormes, o hacer un picnic a orillas de un lago o pasear a lo largo de sus kilómetros de senderos, a menudo es difícil creer que estás justo en medio de Manhattan. El parque también contiene museos de clase mundial y alberga innumerables actividades y conciertos, especialmente durante el verano.
Más información
The High Line

The High Line

Este parque elevado, construido sobre un ferrocarril que había sido abandonado por 30 años, es una tira de espacios verdes que da hacia el paisaje rígido del lado oeste de Manhattan. La renovación imita la forma en que la naturaleza había comenzado a imponerse sobre el ferrocarril antes de que fuera salvado de la demolición por dos amigos que vivían en el barrio. Vendedores de comida y pequeños cafés se han establecido a lo largo del parque, haciendo de la zona una de las más agradables de la ciudad para un paseo y un aperitivo.
Más información
Ver Qué Hacer y Ver en mapa