Foto por Office de Tourisme Cap d'Agde Méditerranée
Cap d’Agde, Vias y Portiragnes: perlas del Mediterráneo

Cap d’Agde, Vias y Portiragnes: perlas del Mediterráneo

Entre puertos y playas, Cap d'Agde Mediterráneo es una capital de las vacaciones concebida para el turismo. Estos 3 lugares, de estilos diferentes, han sido ideados para las vacaciones en familia. Cap d'Agde posee 10 barrios agradables, cuya arquitectura se inspira en los colores típicos de los pueblos del Languedoc, en un entorno de senderos para bicicletas, caminos peatonales y parques. Las animaciones crean un ambiente de fiesta permanente y la selección de actividades es muy amplia. En Vias, se puede acceder directamente a la playa de arena fina desde varios de sus confortables alojamientos y, en Portiragnes, donde se unen la naturaleza y el mar, se accede a la playa desde un exuberante pinar. La selección de hoteles, de alquiler de apartamentos y villas, y de campings es muy completa.
Más información
El vino en todos sus colores

El vino en todos sus colores

La región del Languedoc es el viñedo más grande de Francia en cuanto a superficie. Solo el terreno de Cap d'Agde Mediterráneo abarca 3 DOP y 5 IGP, que demuestran la calidad de la producción de los viticultores de nuestro destino. Los vinos más emblemáticos son el Clairette de Adissan, el Picpoul de Pinet, el rosado de Bessan, la denominación Coteaux du Languedoc Pézenas, los Grès de Montpellier, los côtes de Béziers, etc. Ya sean vinos jóvenes o reservas, la gama es rica, permitiendo así disfrutarlos durante todo el año.
Más información
Los patrimonios del sur, desde la antigüedad hasta el siglo XX

Los patrimonios del sur, desde la antigüedad hasta el siglo XX

La actual ciudad de Agde tiene una antigüedad de 2600 años de historia: los foceos fundaron el puerto comercial de Agathé Tyché. Luego llegaron los griegos y los romanos, dejando las huellas de su cultura en nuestras ciudades. El período medieval aún se puede apreciar en las capillas, las iglesias o los molinos fortificados, los pueblos circulares y algunas tradiciones como el juego de la pelota al tambourin o el bestiario fantástico de los animales totémicos, que bailan la farándula en nuestros pueblos. Con un tono más clásico, las ciudades de Agde, Pézenas o Montagnac poseen un fuerte vínculo con las ferias medievales, el comercio y la historia. El que sería el gran autor francés del siglo XVII, Molière, ya transitaba por las calles de Pézenas antes que por las de Versalles. Nuestra bella arquitectura antigua convive con la moderna arquitectura del siglo XX como, por ejemplo, la localidad de Cap d'Agde, creada en la década de 1970.
Más información
El Canal du Midi: el sueño del Rey Sol

El Canal du Midi: el sueño del Rey Sol

Increíble proeza técnica y humana del siglo XVII, esta obra maestra de la ingeniería civil, no igualada hasta la actualidad, une el Atlántico con el Mediterráneo. Puentes, esclusas, escalera de esclusas, esclusa redonda, puente canal: miles de hombres fueron movilizados para su construcción. Su inventor, Pierre Paul Riquet, murió antes de ver terminada su obra. Arruinado al final de su vida, este visionario ideó un canal, cuyo uso comercial ha sido sustituido por el turismo fluvial, los paseos en bicicleta a lo largo de sus orillas y las animaciones sobre el agua (cruceros musicales) o junto al canal. Con sus más de 350 años, ha sido reconocido Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.
Más información
Bajo el agua y sobre la tierra: la naturaleza preservada

Bajo el agua y sobre la tierra: la naturaleza preservada

Con su zona submarina protegida y sus cientos de hectáreas de humedales ricos en fauna, Cap d'Agde Mediterráneo es un conservatorio de especies al aire libre. Flamencos rosas, toros, halcones y murciélagos: docenas de especies transitan con el buen tiempo cerca de las playas, del valle y de las llanuras del Hérault. El paseante atento, armado de sus prismáticos o de su cámara, podrá, en total silencio, descubrir e inmortalizar toda esta exuberante vida. Descubrimiento en solitario o acompañado por algunas zonas protegidas: descubra un aspecto poco conocido de Cap d'Agde Mediterráneo. El vulcanismo inesperado de esta región costera permite entrever algunos especímenes en la costa o en tierra. Déjate sorprender y seducir...
Más información
100 % de placeres

100 % de placeres

¿Sueñas con un destino de vacaciones donde poder hacer todo lo que deseas? Cap d'Agde Mediterráneo dispone de una oferta de ocio muy completa: descubrimiento submarino y en el mar, kyte surf, stand up paddle, vela, etc., además de parques de atracciones como Aqualand o Captain Jako. En tierra, para las sensaciones fuertes están Europark o la Ille des Loisirs y, para las sensaciones más suaves, están Europark indoor, Dino-Land, minigolfs o los circuitos en los árboles de Agde, Portiragnes o Montagnac, las pistas para bicicleta de montaña (500 Km) o los carriles bici en las ciudades o junto al Canal du Midi. Aquí también se promueve el deporte: tenis (Centro Internacional de Tenis de Cap d'Agde), natación, golf, equitación, buceo, navegación de recreo, tiro con arco, karting, paintball, etc. Las actividades culturales también son muy variadas: visitas a museos (antigüedad, periodo clásico, etc.), cazas del tesoro, talleres para niños, visitas teatralizadas, descubrimiento de animales (acuario, zoológico, cactus park) y de la historia (centros de interpretación), etc. ¡Aunque llueva o sople el viento, cuando brilla el sol o cuando está nublado, no hay excusas para aburrirse!
Más información
La vida náutica y el submarinismo

La vida náutica y el submarinismo

Estación Náutica reputada y dinámica, el Cap d'Agde es un destino privilegiado por la calidad y el marco de la práctica de las actividades. El Centro Náutico de Cap d’Agde, con el sello Ecole Française de Voile, ofrece la vela en todas sus formas: windsurf, catamarán, fun boat, kite surf, así como el alquiler de stand up paddle, kayak, canoas, patín de pedales… El objetivo de los clubes y escuelas de buceo del cap d'Agde se articula hacia un submarinismo ecológico orientado a proteger el medio ambiente. Desde los fondeaderos juiciosamente situados para proteger los fondos, el submarinismo en el Cap d'Agde se presta a todo el mundo. A partir de los 5 años, sus hijos pueden iniciarse al «baby submarinismo». Después, según la edad y las ganas, descubrirá el buceo de bautismo en la exploración de pecios, buceos fotográficos o descubrimientos de la fauna y de la flora típicos de los fondos marinos volcánicos.
Más información
Destino de tradición

Destino de tradición

En Agde, una historia fundada en el año 580 a.C. por los griegos ha anclado a la ciudad entre el comercio marítimo y la pesca. Agde ha ido desarrollándose a lo largo de los siglos, dejando como legado fuertes tradiciones en la vida cotidiana de sus habitantes, consistentes en momentos festivos y de convivencia, que te encantará compartir con ellos y que te dejarán esos preciosos recuerdos que has venido a buscar. A mitad de camino entre un deporte y un juego, los torneos de Justas Náuticas son momentos alegres, consistentes en un torneo en el río entre los equipos de 2 barcas y sus "jouteurs" o contendientes, vestidos de blanco, y al sonido de las bandas de música. Solo te los perderás en temporada baja, ya que las Justas se celebran durante todo el verano a los pies de la catedral. Otro evento anclado entre el fervor religioso y la diversión festiva es la Fiesta de los Pescadores, que celebran en julio los pescadores, marineros y habitantes de Agde y durante la cual desfilan las Belles Agathoises, vestidas con los trajes tradicionales. Para comprender mejor estas raíces marítimas, visita el Belvédère de la Criée aux Poissons, pues así se llama la lonja de pescado. En Pézenas, tan cerca y tan única, es ahora la UNESCO la que protege el "patrimonio cultural inmaterial", tan íntimamente vivido y generosamente compartido por sus habitantes y que constituye su ADN o, dicho de otro modo, el espíritu del lugar. Tampoco te olvides durante tu estancia de participar en los eventos de estas fiestas de temporada o "temporadas", que acompañan al calendario solar: Nadal o la renovación de la luz justo antes de Navidad, en el solsticio de invierno, el Carnaval o el final del invierno, que acompaña al aliento impertinente de la primavera y al aumento de la savia, Sant Joan (San Juan), en el triunfo del solsticio de verano, y Martror, la fiesta de los difuntos y del invierno de la vida, que va acompañada de danzas macabras.
Más información
Ver Top 10 en mapa